tened entre vosotros un ferviente amor

“Sobre todo, tened entre vosotros un ferviente amor, porque el amor cubre una multitud de pecados.”
En la amistad existe un código “sagrado” para mantenerla unida: Ayudar al otro a cualquier precio aún mintiendo y encubriendo, si fuera necesario, pues es más importante la amistad que todo lo demás. Muchas veces con tal de defender a un amigo (pudiera ser un familiar o un hermano de la iglesia) somos capaces de tapar y encubrir lo deshonroso que ha hecho a los ojos de Dios.

En la hermandad cristiana no puede suceder tal cosa, pues en el Reino de Dios “el fin no justifica los medios”. Bíblicamente hablando, yo no puedo mantener una relación basado y sostenido por el engaño y la mentira pues eso desagrada al Señor. Por eso el pasaje de este día dice que tengamos entre nosotros (pueden ser los amigos, familiares o los hermanos de la congregación donde asistimos) un amor ferviente. Luego agrega para mantener el equilibrio y la perspectiva de fidelidad de Dios: “… el amor cubrirá”. Note que NO dice: “… el amor encubrirá”.