Reflexiones para meditar

En ocasiones meditar nos hace encontrar nuestra paz interior y gracias a eso, encontrar las soluciones a los problemas cotidianos. Tenemos que tener presente que la solución esta en nosotros y con la ayuda de Dios, todo lo podemos resolver.

Dios no nos pone problemas para perjudicarnos, sino que todo lo contrario, nos pone situaciones adversas para que aprendamos de estas y crezcamos. Nunca reniegues de las cosas que te ocurren, todo lo que pasa es por algo y tenemos que darle gracias a Dios por ayudarnos a crecer.

Dios no pone situaciones para que aprendamos la lección y no volvamos a cometer errores y de este modo, no perjudicarnos ni lastimar a nuestro prójimo.