Reflexiones cristianas para matrimonios

Dios creó a al hombre para que no este solo y para que se reproduzca. Por eso nos invita a la unión en matrimonio entre hombre y mujer y el fruto de este amor son los hijos, que procreados en pleno amor, dan luz a nuestras vida y engrandecen a Dios.

Por eso Dios festeja a las parejas que se casan en nombre Él. Dios nos pide que vivamos en armonía con nuestra pareja, para nuestro bien y bienestar de nuestros hijos. Dios pide a las parejas cristianas, que se amen y principalmente que se respeten y se sean fieles. No hay nada mas hermosa en esta vida que respetar y ser respetado por nuestra pareja.

De esta forma, nuestros hijos crecerán en un ambiente puro y de amor, nuestros hijos serán lo que nosotros les enseñemos con nuestras palabras y nuestro actuar. Es muy importante que oremos con ellos para que crezcan adorando a nuestro Señor.

Esperamos que estas Reflexiones cristianas para matrimonios te sirvan y la compartas con tu pareja, de esta forma el o ella se sentirá alagada por tu acto de compartir.