reflexiones cristianas para la familia

No hay nada mas sagrado en este mundo que la familia. Ya sea, seamos hijos, padres, hermanos, tíos o todas ellas, La familia es el pilar fundamental del amor. Las bases en donde todo se construye para una vida sana, plena y de adoración.

Debemos día a día, cultivar y hacer crecer nuestros lazos familiares, ya que la familia debe ser uno de nuestros soportes fundamentales para nuestro crecimiento tanto personal como espiritual. Muchas veces, muchos de nosotros estamos alejados de nuestras familias por diversos motivos. Pero si somos realmente cristianos, debemos buscar la forma de unirla nuevamente por el bien de todos los integrantes.

Debemos dejar los roces o los celos para volver a integrar la familia en caso que haya habido peleas o discusiones, sabemos que todo se puede arreglar y componer con la ayuda de Dios. No nos dejemos invadir por el odio, debemos recomenzar a unir nuestras familias, por nuestro bien y por el de ellos.