No abandones a Jesús

No abandones nunca a Jesús, es el nuestro padre, nuestro creador y nuestra fuente de todo. El dió la vida por nosotros y nosotros le debemos amor incondicional agradeciéndole el amor supremo que el nos dió. Jesús sufrió por ti y por mí, y nos dejo muchísimas enseñanzas para que nosotros las llevemos a cabo.

Esas enseñanzas las debemos llevar a nuestras familias, amigos, hermanos en cristo y también en todo ser humano que nos encuentre, quizás no lo conocemos y el esta ocupando de Cristo para vivir feliz. A eso nos llama Jesús, a dar su palabra a todos los humanos y que le contemos que El dió la vida por nosotros.