delgadez extrema

La televisión, las marcas, la moda, la malas influencias hacen que tengamos que convertirnos en esclavos de la moda, el cuerpo perfecto o la ridiculés de la delgadez extrema. Eso no es cristiano, porque no es saludable y basicamente porque te mata. La falta de nutrientes y proteínas al extremo, desencadenan enfermedades mortales.

Nuestro cuerpo es un regalo de Dios, por lo tanto, debemos cuidarlo y protegerlo. Dios nos dió un cuerpo para que estemos fuertes y sanos, Dios no habla de modas, tampoco habla de delgadez extrema porque es una enfermedad. Dios no está peleado con verse bien. Solo que hay que cuidarse. Alejarse de las modas y comer sano. Amén.

godal